Bizcocho de nueces, limón y canela

Cuando tenía 17 o 18 años descubrí que en la cocina podía hacer mucho más que calentar agua para hacerme un té.

Yo era de las que no sabía ni freír un huevo y empecé a experimentar con la repostería, simplemente para ver si era capaz de hacer algo.


El primer bizcocho que hice fue el de nueces. Pasé años haciéndolo sin tan siquiera probarlo!! Siendo el favorito de la familia era difícil que me dejaran más que las miguitas!!

Mi repertorio culinario ha ido avanzando y dejé atrás esta receta que hoy he querido traducir a thermomix con un toque diferente! He utilizado la técnica del bizcocho de aceite de oliva del gran Paco Torreblanca y el resultado salta a la vista! El original lo encontráis en su libro, La cocina dulce de Paco Torreblanca.


Ingredientes:

3 huevos tamaño XL o 4 tamaño L (230 grs)
220 grs de fructosa (o azúcar, eso va a gustos)
La piel de un limón (sin la parte blanca)
180 grs de leche de soja (o leche de vaca, también a tu gusto)
200 grs de aceite de girasol
270 grs de harina bizcochona (con levadura incluida)
1 cucharadita de canela en polvo
50 grs de nueces troceadas
25 grs de harina, para enharinar las nueces.

Preparación:

Precalentar el horno a 160 grados.

Poner la fructosa y la piel del limón en el vaso de la thermomix y procesar 10 segundos, velocidad 10.

Añadir los huevos y programar 10 segundos, velocidad 6.

Bajar los restos de los laterales y volver a programar 10 segundos, velocidad 6.

Poner el cubilete en posición allioli, es decir, boca abajo, poner la máquina sin tiempo, a velocidad 3 e ir echando el aceite alrededor del cubilete, para que caiga sobre las cuchillas en forma de hilillo.

Una vez incorporado todo el aceite, añadir la leche, la harina y la canela y programar 10 segundos, velocidad 3.

Enharinar las nueces e incorporarlas a la masa y mezclar manualmente con la espátula.

Engrasar y enharinar un molde apto para horno. Yo he usado unos moldes de papel que compré en La Bolsera.

Poner la masa en el molde y meter al horno, a 160 grados durante unos 45 minutos.

No olvidéis pinchar el bizcocho, antes de sacarlo del horno, para ver si está bien cocido. Podéis usar una brocheta y, si sale limpia, el bizcochito está en su punto.

Nota: dejar enfriar sobre una rejilla para que no guarde humedad.


Publicar un comentario

También te pueden interesar...

¿Quieres recibir mis recetas en tu email'

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más