Pan Mulato

Ayer por la mañana, iba por el centro del pueblo con mi hermana, y me dijo..."Me apetece un pan de esos más oscuros, como el de cinco harinas...".

Vaya, siempre sienta bien cuando alguien te dice que le apetece algo de comer de lo que tú haces pero no me queda harina del lidl y, como este finde me he negado a conducir (quiero relaxxxxx...), y el lidl más cercano está en otro pueblo mi cerebro se puso en marcha y me acordé de una tienda de productos biológicos que hay en Molins.

Tienen multitud de harinas distintas, pero no encontré la candeal (lástima), cogí la de centeno y, de camino a la caja, me acordé que en una ocasión vi un producto que no sabía para qué servía pero era "oscuro", como el pan que quería mi hermana.

Se trata de la harina de algarroba (a mí me suena a Curro Jiménez, no ha algo comestible...) y por su color, podía ser apta para mi nuevo pan.

He de reconocer que hice un primer pan por la tarde, lo metí en el horno y dejé a su cargo a mi "parejil" y, como os podéis imaginar ha acabado en la basura (cosas de hombres, supongo...sólo tenía que sacarlo del horno cuando pitara y no sé bien que hizo, pero era un engrudo...).

Después de cenar, me puse manos a la obra, esta vez en mi Pirex nuevo con tapa (ya está bien de gastar tantas bolsas de asar con esto de los panes).

Ha resultado un pan muy gustoso, muy oscurito y muy saludable.

Buscando las propiedades de la harina de algarroba, he concluido que intentaré incorporar más este ingrediente a mis recetas porque da un sabor intenso (similar al cacao) y aporta muchos beneficios.

Si quieres más información sobre la harina de algarroba, pincha aquí.

Ingredientes:

270 grs. de harina de fuerza (probé la del mercadona y me fue genial).
40 grs. de harina de centeno.
10 grs. de harina de algarroba.
170 grs. de agua.
15 grs. de levadura.
20 grs. de aceite de oliva virgen extra.
1 cucharadita de sal.

Preparación:

Poner los líquidos en el vaso y programar 2 minutos, 37º, velocidad 4.

Incorporar el resto de los ingredientes y programar 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga e ir mirando por el vocal si se despega la masa de las paredes. Si no es así, ir añadiendo pequeñas cantidades de harina floja hasta que veáis que se despega fácilmente de las paredes.

Echar un poco de harina sobre la superficie de trabajo y volcar la masa.

Extender con el rodillo y plegar en 3 partes (tenéis fotos de ese proceso en otros panes, si no lo has visto antes, pincha aquí)

Volver a extender y plegar al menos 8 o 10 veces.

Dar la forma deseada y hacer un corte o varios, para que al cocer el vapor salga y la miga quede más compacta.

Meter en un pirex con su tapa, donde previamente hemos esparcido un poco de harina y hornear, con el horno frío, a 220º, durante 40 minutos.

Acabado este tiempo, sacar el pan del pirex y dejar enfriar envuelto en un paño limpio.


Publicar un comentario

También te pueden interesar...

¿Quieres recibir mis recetas en tu email'

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más