Galletas decoradas con glasa (primer intento)

Me encantan las galletas decoradas y toda esta tendencia repostera actual, pero no he tenido mucho tiempo de experimentar con ella.

Salvo estas galletas decoradas y unos cupcakes, con lo único que he podido practicar es con las tartas de cumpleaños (como se puede apreciar a lo largo de todo el blog).

Este primer intento se lo dediqué a las hijas de una amiga (mis gemelas favoritas, :P) que les encanta el rosa y disfrutaron mucho de las galletas de ese color!!

A ver si me animo y hago otras con una técnica un pelín más depurada.
Ingredientes para las galletas:

125 grs. de mantequilla a temperatura ambiente (de la que viene en el papel y sin sal)
125 gr.s de azúcar blanca.
1 huevo mediano a temperatura ambiente.
250 grs. de harina (de la normal, sin levadura)
Aroma al gusto (yo uso vahinilla)

Un poquito más de harina para rectificar la masa, que se suele quedar un pelín pegajosa.

Preparación de las galletas:

Mezclar todos los ingredientes hasta obtener una masa homogénea, pero no amasar porque la mantequilla se podría poner correosa.

Si se hace con thermomix, se puede mezclar todos los ingredientes 30 segundos, velocidad 6.

Cuando esté todo mezclado, se mete en una bolsa y en la nevera durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, se extiende la masa. Yo, para que quede toda del mismo grosor, me ayudo de dos palitos de madera, aunque existen rodillos preparados para este trabajo.

Con un molde, se cortan y se colocan sobre papel de hornear.

Precalentar el horno a 180º durante 5 minutos y hornear 15 minutos a altura media (arriba y abajo).

Las galletas salen blandas y acaban de endurecer fuera (sólo se le deben dorar los bordes).

Una vez frías, se decoran.

Ingredientes para la glasa:

1 clara de huevo (yo compro las pasteurizadas del mercadona).
200 grs. de azúcar glas (no vale la casera, tiene que ser comprada).
1 cucharadita de cremor tartaro.

Preparación:

Con una batidora de barillas o con la thermomix se baten las claras con la mitad del azúcar glas y el cremor tártaro y se va incorporando el resto del azúcar poco a poco hasta acabar con toda.

Se añade colorante al gusto en ese momento.

Esta glasa sirve para delinear el dibujo. En mis mariposas dejé el delineado en blanco para que sirviera de "paso a paso" para futuras galletas.

Para saber si la glasa está en su punto, hay que hacer una X sobre la superficie de trabajo y, si no se mezclan las líneas, es que está perfecta.

Una vez hemos delineado las galletas, dejamos secar 5 minutos y se hace la glasa de relleno, simplemente añadiendo un par de cucharadas de agua a la de delineado y removiendo bien.

Para comprobar si la glasa de relleno tiene la textura correcta simplemente hacemos otra vez la X sobre la superficie de trabajo, pero esta vez debe desaparecer la unión de las aspas en 5 segundos.

Con esta glasa rellenamos el dibujo y dejamos secar.

Nota: El cremor tártaro se puede conseguir baratito. Se compran en mercadona los sobres de gasificante (esos que vienen dos sobres, uno blanco y otro azulado o lila). Uno de ellos es bicarbonato, el otro es cremor tártaro. Sólo usamos el de cremor tártaro, que hará la glasa más elástica y resistente.


Publicar un comentario

También te pueden interesar...

¿Quieres recibir mis recetas en tu email'

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más