Grissini, bastones, palitos o picos de pan.

Depende de dónde los consumas tendrán un nombre u otro pero, esta crujiente masa de pan, raro es a quién no le gusta.



A mí me encantan los grissini, de origen italiano, que suelen poner en todos los restaurantes junto con la bandeja del pan.

Esta masa es fácil de trabajar, al no quedar pringosa, y da un resultado excepcional, teniendo en cuenta que podrás darle el sabor que más te guste: natural, parmesano, cebolla, albaháca... o, como yo, orégano y ajo en polvo.



Ingredientes:

130 grs de agua.
10 grs de aceite de oliva virgen extra.
10 grs de levadura fresca.
250 grs de harina
Media cucharadita de sal
Orégano
Ajo molido. 

Preparación:

Poner en el vaso los líquidos y la levadura y programar 10 segundos, velocidad 3.

Añadir el resto de ingredientes y programar 2 minutos, vaso cerrado, velocidad espiga.

Dejar reposar la masa 15 minutos, dentro del vaso.

Precalentar el horno a 250 grados.

Extender la masa sobre la mesa de trabajo espolvoreada de harina.

Cortar las barritas del tamaño que queramos.





Poner papel de hornear sobre la rejilla del horno y colocar los grissini. 

Pintarlos con agua y dejar reposar 10 minutos.

Hornear durante 8 minutos, o hasta que estén doradiros.

Fuente: www.thermorecetas.com
Publicar un comentario

También te pueden interesar...

¿Quieres recibir mis recetas en tu email'

Usamos cookies propias y de terceros que entre otras cosas recogen datos sobre sus hábitos de navegación para mostrarle publicidad personalizada y realizar análisis de uso de nuestro sitio.
Si continúa navegando consideramos que acepta su uso. OK Más información | Y más